Impacto social y ambiental

a mirada de parte de expertos y líderes del sector sobre aspectos sociales.

  • Especies en veda podrán expandirse en las zonas de influencia donde opera la Transportadora de Gas Internacional

    Vedadas

    La Transportadora de Gas Internacional (TGI) es consciente de la responsabilidad que ha adquirido con el medio ambiente y le ha apostado a proyectos que contribuyen a la conservación. La preservación del medio ambiente es hoy por hoy un compromiso ineludible, por eso uno de los pilares de TGI es aportar al cuidado de los recursos de la tierra y de la naturaleza. 

    Colombia es el hogar de más de 130.000 especies de plantas. Para poner en perspectiva esta cifra, hay poco más de 300.00 especies en el mundo, es decir que nuestro país tiene casi la mitad de ellas. A través del proyecto deEnriquecimiento FlorísticoTGI quiere enriquecer y fortalecer la flora nativa en los municipios de Páez y Zetaquirá del departamento de Boyacá, y en los municipios de Puente Nacional y Florián, departamento de Santander, que sonáreas de influenciadel gaseoducto El Porvenir – La Belleza. 

    La Transportadora se da a la tarea de ofrecer nuevos nichos ecológicos para que especies en veda como líquenes, hepáticas, musgos, bromelias y orquídeas se puedan reproducir, expandir y establecer. Para llevar acabo lo anterior, en el proyecto participan las comunidades locales de las zonas de influencia con el acompañamiento de los profesionales sociales de TGI y el equipo técnico del Consorcio El Roble. Este equipo empresa-comunidad promueve un cambio hacia una conciencia y acción ambiental conjunta. 

    La investigación, divulgación y educación a las comunidades en las zonas de influencia y la recuperación de las zonas intervenidas, son las palancas principales del proyecto de Enriquecimiento Florístico. A través de prácticas ambientales, TGI aporta  a la conservación en sus áreas de operación.

  • 48 municipios del Eje Cafetero y el occidente empezaron a ser abastecidos por TGI

    Gasoducto TGI  ECG Mariquita

    Desde el 26 de agosto, la Transportadora de Gas Internacional (TGI) empezó a operar el gasoducto Mariquita-Cali que, en los últimos 20 años fue operado por la empresa Transgas de Occidente. Esto, debido a la culminación del contrato BOMT (Build, Operate, Maintain & Transfer), el cual incluía la construcción, la operación, el mantenimiento y la transferencia del gasoducto al transportador del interior del país.

    TGI seguirá garantizando tanto el servicio de transporte de gas natural a los usuarios de la zona, como el trabajo con todos los agentes de la cadena de valor de gas natural para lograr que sean más los colombianos que puedan disfrutar del energético con mayor potencial en el mundo, todo esto gracias a sus múltiples proyectos de infraestructura, alianzas y convenios que buscan incentivar su uso. 

    La contribución de TGI al país se traduce en desarrollo económico, industrial y residencial, producto del aumento de la demanda de gas en el territorio nacional. Según la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas), “todas las proyecciones de las agencias internacionales muestran al gas natural como el combustible fósil de mayor crecimiento”.

    Dentro de la estrategia que TGI trae a la región está la creación de mercado, que junto al fortalecimiento de alianzas que incentivan el uso de gas natural vehicular y la implementación de proyectos de expansión, busca fortalecer la infraestructura requerida para responder a la demanda de los usuarios

    La promesa de valor de TGI va dirigida a conectar fuentes con centros de consumo, priorizando la responsabilidad social y ambiental durante todo el proceso. Por esta razón es importante seguir llevando desarrollo en las zonas que cuenten con la presencia de la Transportadora La troncal del gasoducto tiene un diámetro de 20 pulgadas y cuenta con 66 puntos conectados para los distribuidores locales y térmicas de la zona. 

    Los habitantes de los departamentos de Tolima, Caldas, Risaralda, Quindío y Valle del Cauca por donde atraviesa el gasoducto, podrán comunicarse con la Transportadora de Gas Internacional para comunicar cualquier eventualidad, a la línea de emergencia 018000918427 y se pondrá a disposición la línea alterna 018000517220. 

  • Incentivar el uso del gas natural vehicular en las ciudades, una necesidad de todos

    La contaminación en el aire, esa niebla tenue y espesa que se apropia de nuestro entorno, ha decido tener un encuentro cara a cara con el entorno colombiano. La contaminación del aire urbano está asociada principalmente al sector de transporte, siendo responsable del 70% de la emisión de algunos de los principales contaminantes.

    Es necesario empezar a tomar cartas en el asunto. La calidad de nuestro aire influye directamente en nuestro entorno, en nuestro día a día, en nuestra salud. Imperativo es conservarlo limpio, puro, libre de cualquier emisión que afecté su composición. Hoy el sistema de transporte masivo de Bogotá cuenta con cuatro vehículos dedicados a gas natural. Para la licitación de nuevos operadores del sistema que está en marcha en la ciudad, el potencial es hasta de 1.200 vehículos.

    De acuerdo con el estudio realizado por el Banco Mundial en 2012 por solicitud del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, los costos anuales ocasionados en Colombia por la contaminación del aire urbano ascienden a $5,7 billones (al año 2010). Según declaraciones de la Subdirección de Desarrollo Ambiental Sostenible del DNP este costo ascendió en el 2014 a $12 billones, lo que representa el 1,59% del PIB.

    En TGI, nosotros buscamos incentivar el uso del gas natural vehicular se ha vuelto una prioridad. El disminuir los daños en el medio ambiente y rectificar nuestro compromiso con las comunidades, con las ciudades y el país en general en cuanto a la preservación y cuidado del medio ambiente, hoy coge más fuerza que nunca.

    Junto a Ecopetrol y Gas Natural Fenosa, firmamos un convenio, con la intención de incentivar el uso del gas natural en vehículos de transporte masivo de Bogotá y otros automotores dedicados a GNV. Cada una de las empresas, damos un aporte económico que será administrado por un fidecomiso.

    Quienes decidan aportar al medio ambiente adquiriendo un vehículo dedicado a gas natural, recibirá un descuento o bono por el costo total de la compra. Además, contribuir en el fortalecimiento de la flota de transporte, beneficia a la ciudad por su impacto en el medio ambiente y sostenibilidad. Al hacer uso de estos vehículos, se incentiva a disminuir la morbilidad y mortalidad causada por la contaminación en el aire, así mismo los costos en salud asociados, los cuales anualmente son muy significativos para el país.

    Mediante este convenio, buscamos fortalecer el mercado de gas natural vehicular, contribuir a favorecer los costos de movilidad de los ciudadanos (El uso de buses dedicados a GNV en un transporte masivo de pasajeros representa ahorros entre 458 y 700 millones de pesos por vehículo), y finalmente reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera y gases efecto invernadero.

    Jugamos un papel importante como actores de cambio en nuestra sociedad. Que nuestra manera de pensar y actuar, se vea reflejada por medio de decisiones puntuales, en la vida de los demás, logrando incentivar a la industria y población en general, a crear conciencia y responsabilizarse por la calidad de nuestro medio ambiente.

  • [+]